Ir al contenido
instagram 104.png__PID:ebeae080-3edc-41ed-b78e-e32d410b6e62PINTE.png__PID:5c95b5bd-17c8-4c25-a4de-8eec0663d8a8FACEEE.png__PID:72555c95-b5bd-47c8-9c25-a4de8eec0663

Cesta

La cesta está vacía

¿POR QUÉ LA TERAPIA ES IMPORTANTE?

Primero lo primero: ¡La terapia es para todos! No importa tu profesión o situación, el autocuidado es algo que todos merecemos.

¿Te preguntas si los profesionales de la salud necesitan terapia? ¿O si tú necesitas terapia? Si es así, la respuesta es simple: ¿Por qué no? La salud mental a menudo se deja en segundo plano, y esto puede ser peligroso.

Si trabajas de noche o en turnos largos y dedicas la mayor parte de tu tiempo y empatía a tus pacientes, es posible que te pongas en segundo lugar (al menos a veces, y es probable que ni siquiera te des cuenta cuando lo haces).

Por qué es importante acudir a terapia

Indudablemente, todavía existe un estigma social en torno a la terapia, y aunque afortunadamente está disminuyendo, sigue presente. Si se te hace un poco dificil puede ayudarte pensar en la terapia como algo tan común como un masaje para aliviar algún dolor, después de todo, tu mente también necesita y merece un poco de cuidado.

Desafortunadamente, los profesionales de la salud a menudo enfrentan condiciones emocionales inestables debido al trabajo exigente, esto puede llevar a la depresión, el agotamiento, la ansiedad y la fatiga.

La terapia no sólo es para esos momentos en los que te sientes mal, sino también para los momentos en los que te sientes bien. Proporciona un espacio seguro para hablar sobre todos los eventos significativos en tu vida, tanto positivos como negativos, y obtener las habilidades, la retroalimentación necesaria para mejorar la gestión emocional y la ayuda para lidiar con el estrés y brindarte herramientas para manejar las situaciones emocionales difíciles a las que puedes enfrentarte regularmente.

Cómo la terapia te permite cuidar de tu salud mental

Si eres profesional de la salud, sabes que el verdadero valor de la medicina está en ayudar a los pacientes a vivir una vida mejor. Así que, aquí tienes algunas formas en las que puedes abordar tus necesidades de salud mental a través de la terapia, como si fuera sólo eso: medicina.

  • Explorar tus emociones en un espacio seguro
  • Aprender habilidades de afrontamiento que te ayuden a pasar el día
  • Profundizar tus habilidades de reflexión
  • Mejorar tus interacciones interpersonales
  • Lograr mejoras a largo plazo en tu estado mental
  • Potencialmente mejorar tu salud física
  • Enfrentar nuevos desafíos
  • Hablar sobre tus problemas de manera abierta
  • Identificar los factores estresantes que podrían detonar una situación de estrés
  • Inspirar a quienes te rodean a cuidar de sí mismos